Comenzando su estrategia para un edificio inteligente

Los edificios comerciales evolucionan para adaptarse a los cambios de tecnología y comportamiento en el lugar de trabajo, al tiempo que ofrecen nuevas oportunidades para maximizar eficiencia y productividad.

Las empresas líderes de la industria exigen edificios versátiles que funjan como puertas virtuales para conectar a la gente dentro de cada oficina y con el resto del mundo. Los inmuebles del futuro integrarán a las personas y los sistemas de manera dinámica y funcional.

Los propietarios y operadores de edificios tienen la tarea específica de ofrecer configuraciones seguras y protegidas, conectividad de red, espacios funcionales, así como un entorno habilitado para IoT que logre una mayor productividad empresarial.

Pero la pregunta sigue siendo: ¿cómo debemos abordar los elementos fundamentales requeridos para migrar a una plataforma de un edificio inteligente?

Gestión de riesgos

El primer paso para crear un entorno seguro y protegido es a través de la gestión de riesgos que puede lograrse mediante un enfoque en cinco niveles de seguridad física.

El despliegue de una estrategia de seguridad en capas puede brindarle la capacidad de disuadir, detectar, negar, defender y detener en cada estrato de su edificio comercial, incluyendo el perímetro de la propiedad, la recepción, los niveles de piso, los espacios técnicos y las zonas especializadas.

Generalmente, estas áreas adoptan una variedad de soluciones de seguridad, incluyendo videovigilancia en red, control de acceso integrado, detección de intrusiones y sistemas de protección contra incendios.

Rendimiento de la red

Ahora más que nunca, un sistema de cable estructurado, para alto rendimiento, juega un papel esencial en el funcionamiento de un edificio inteligente. Sin él, no podrá lograr las mejores prácticas que se requieren al soportar aplicaciones múltiples, lidiar con un mayor ancho de banda y eliminar el tiempo de inactividad de la red.

La creación de una conectividad versátil en capa física depende de la flexibilidad de una red bien diseñada, así como la topología del cableado universal, la selección de medios, la movilidad inalámbrica y la consideración de un soporte para múltiples aplicaciones.

Esto sugiere la necesidad de una plataforma en sistema abierto, donde el hardware y el software trabajen juntos para aumentar la productividad y la eficiencia de la red

Productividad de la fuerza laboral

Los motores sociales y económicos están poniendo más atención en cómo mejorar el comportamiento de la fuerza laboral mediante la tecnología. Esto presenta muchos desafíos, incluyendo soporte de un entorno BYOD y habilitación de la comunicación colaborativa de negocios por medio de una disponibilidad de red sin trabas.

La productividad de la fuerza laboral se puede lograr a través de la accesibilidad a la red, el crecimiento escalable, la comunicación unificada y los métodos de interacción multimedia que utilizan cobertura celular integrada de tipo DAS y tecnología de celdas pequeñas, conectividad WiFi perfecta, soluciones AV colaborativas y comunicación mediante señalización digital.

Utilización de Espacio

Frente a la realidad de un mayor número de empleados concentrados en espacios más pequeños, así como una mayor demanda de áreas dinámicas y colaborativas, la necesidad de optimizar el espacio es importante en la productividad y eficiencia de los empleados y el propio inmueble.

Los edificios comerciales contienen una serie de espacios funcionales, incluyendo recepción principal, áreas de trabajo comunes, entornos para juntas, oficinas privadas, salas técnicas y otras zonas especializadas. La conectividad en red fija y móvil, el audio y video profesionales, así como las soluciones de iluminación, pueden ayudar a optimizar la eficacia en los inmuebles.

Habilitación de BIoT

La habilitación de la Internet de las Cosas en un edificio comercial le permite analizar su entorno y realizar ajustes en tiempo real para mejorar eficiencia y productividad. Un edificio realmente inteligente responderá a los desafíos en el diseño de la arquitectura abierta, la integración de proveedores y la migración hacia una plataforma IP. Un entorno BIoT simplifica las tareas de gestión de riesgos, mejora del rendimiento de la red, aumento de la productividad de la fuerza laboral y una excelente utilización del espacio.

Los cinco sentidos que activan los edificios inteligentes incluyen monitoreo ambiental, gestión visual, habilitación de las comunicaciones, integración de seguridad y la conectividad de red.

El modelo Anixter de Infraestructura como Plataforma le brinda flexibilidad en presupuestos, así como otras opciones al seleccionar la tecnología que se adecue a sus necesidades actuales de construcción comercial y de próxima generación.

¿Desea saber más sobre Infraestructura como Plataforma para Edificios Comerciales? Haga clic aquí.