Cómo los estándares se combinan con la innovación

Con el crecimiento de la población en las zonas urbanas, además del incremento de las demandas de conectividad que esto ha traído, las unidades multifamiliares (MDU por sus siglas en inglés) o “espacios verticales para vivir” se han convertido en desafíos cada vez mayores para ofrecer a los suscriptores una conexión eficiente a las redes ópticas. Los grandes edificios con varios apartamentos requieren muchas conexiones y empalmes a realizar, ya sea en armarios desordenados a lo largo del edificio o en sótanos llenos de cosas. Los conductos verticales pueden verse saturados y significar un aumento del costo de empalme por suscriptor.

Las unidades multifamiliares (MDU) presentan muchos desafíos para los proveedores de servicios que implementan redes de fibra óptica (FTTH)”, mencionó Mark Alrutz, Director Senior de Proveedores de Servicio FAE para CommScope. “Ellos deben lidiar con disposiciones complejas, obstáculos arquitectónicos y regulaciones locales. De igual forma, el acceso a los apartamentos de los clientes y la sala de telecomunicaciones a veces puede ser difícil, de modo que los instaladores deben hacer el trabajo rápidamente”.

Uno de los mayores retos para los operadores y proveedores de servicios es gestionar el exceso de longitud de cables que afecta las soluciones predeterminadas. Los requisitos de empalmes y destrezas pueden reducirse usando interfaces estándar de la industria, como son los conectores preterminados para suscriptores, sin embargo, los conjuntos grandes de cables símplex y el exceso de longitud de cables pueden todavía saturar armarios y conductos verticales.

Debido a esto, Mark Alrutz puntualizó que muchos proveedores han tenido que adaptarse y desarrollar nuevas soluciones para agilizar la gestión de la infraestructura de cableado:

“De la misma forma que una bocina con bluetooth se conecta automáticamente a nuestros teléfonos sin apps que instalar o drivers que descargar, cuando las interfaces estándar de la industria se combinan con la innovación puede hacer posibles soluciones que, de otra forma, ni siquiera se podrían ocurrir”, agregó.

Este tipo de tecnologías muestran cómo conceptos plug-and-play se pueden aplicar incluso a mayores escalas. Siguiendo el ejemplo de la bocina, al combinar un poco de innovación a los estándares de la industria se pueden tener soluciones y herramientas que no sólo agilicen la gestión del cableado, sino que hagan más eficiente la implementación y operación a lo largo de las MDU.

“El propio avance de la industria nos ha hecho innovar en formas inesperadas. Por ejemplo, en el caso de las MDU’s es mejor utilizar cables multifibra más pequeños con conectores en el conducto vertical, y cables y conectores simplex para suscriptores en el horizontal. Pensando en todas estas cosas, en CommScope hemos diseñado la Terminal de Distribución Rapid Fiber (RDT), una innovadora terminal que permite simplemente llevar los cables multifibra preinstalados hacia el centro de distribución y enchufarlos. Así todos los cables son almacenados sin la necesidad de hacer empalmes adicionales, ni tener cables sueltos”, concluyó Mark Alrutz, Director Senior de Proveedores de Servicio FAE para CommScope.