Realidad virtual: tecnología que impulsa la infraestructura de red

A través de la Realidad Virtual los proveedores pueden mostrar sus productos, soluciones y beneficios, ayudando a mejorar la gestión de infraestructura.


Con el desarrollo tecnológico, hoy tenemos herramientas que permiten a los profesionales, en distintos campos, beneficiarse de estas innovaciones. Algunas veces la imaginación no es suficiente para ver una imagen completa de un escenario hipotético y entender todo su significado.

Por ejemplo, al planificar un proyecto de mejora del hogar que incluya demoler un par de paredes y crear una sala más grande, el arquitecto suele hacer planos actualizados y dibujos en 2D y si usa tecnología de vanguardia, probablemente pueda mostrar gráficos en 3D. Sin embargo, la mejor manera de sentir y experimentar realmente cómo quedará la nueva sala es caminar en ella, “ver” el nuevo espacio y poder imaginarse dónde se colocarán los muebles, todo esto es ya posible mediante la Realidad Virtual.

“A través de la Realidad Virtual, la casa con los cambios planificados se puede recrear en un escenario simulado en experiencia 3D, verse con gafas especiales, tener controles para las manos e ingresar en la visualización del arquitecto, lo que le permitirá caminar, tocar y sentir el espacio como si estuviera en ese lugar”, mencionó Sergio Uribe, encargado del soporte técnico de imVision en el Caribe y América Latina.

“La Realidad Virtual es una fantástica herramienta con la que se está mejor preparado para tomar decisiones en este tipo de proyectos. En otras palabras, ayuda a poder ver cosas que no están ahí, así podrá imaginarse cómo se sentirá cuando ya estén ahí”.

En el entorno comercial, existen beneficios similares que la Realidad Virtual puede ofrecer. Al evaluar nuevos productos o tecnologías, por ejemplo, resulta muy útil experimentar de primera mano el uso de los mismos antes de tomar alguna decisión de compra.

Con esta tecnología, los usuarios son capaces de sumergirse en entornos que simulan diversos casos de uso, lo que les permite experimentar la capacidad de los productos para resolver problemáticas en tiempo real de manera virtual y, de esta forma, proporcionar un conocimiento valioso sobre los beneficios de los productos.

En el sector de soluciones de infraestructura, recientemente CommScope utilizó la experiencia de Realidad Virtual durante un evento para demostrar lo complicado que puede ser ubicar un dispositivo IP en un edificio al usar la documentación de la infraestructura tradicional, en comparación con lo sencillo que puede resultar al utilizar tecnologías de Gestión Automatizada, como imVision.

“La demostración utilizó herramientas de Realidad Virtual para la cabeza y manos para sumergir a una persona en una situación determinada: parece estar sentado en el escritorio del Gerente de TI, cuando repentinamente se le indica que un dispositivo IP está infectado con un virus y requiere ubicarlo para repararlo manualmente. A través de la realidad virtual, una persona pudo seguir los pasos típicos para ubicar el dispositivo de forma tradicional y, en un segundo intento, con la ayuda de imVision. Con esta demostración se pudo notar que el proceso manual llevaría alrededor de 7 minutos, mientras que con imVision sólo uno”, puntualizó Sergio Uribe.

.