Estrategias de Implementación Sincronizada que Ahorran Costos

Desafío

Una empresa privada especializada en software médico estaba ampliando rápidamente su cartera de clientes y, en consecuencia, necesitaba contratar más empleados para satisfacer la demanda. Para paliar el aglomeramiento y prepararse para el crecimiento futuro, la empresa adquirió 500 acres de terreno para construir un complejo con 10 edificios de oficinas en total.

Ante la presión de mantener el apoyo a su oferta actual al tiempo que aumentaba su participación en el mercado, la empresa tuvo que cumplir plazos ajustados con la construcción del nuevo complejo de oficinas.


Cliente

Empresa de software médico.

Desafío

  • Implementar una infraestructura de red e inalámbrica en un complejo de 500 acres, 10 edificios y 4,000 empleados en un plazo muy ajustado.

Resultados

  • Implementación optimizada con menos devoluciones y pedidos urgentes.
  • Se cumplieron los plazos y se redujeron los costos.
 


Solución

La empresa necesitaba un socio proveedor que pudiera ajustar cuidadosamente las implementaciones de productos a la agenda de construcción, al mismo tiempo que racionalizaba los puntos de contacto a lo largo de la cadena de suministro.

Wesco Anixter analizó el proyecto en su conjunto y encontró varios puntos en los que podía mejorar la eficiencia técnica y de la cadena de suministro de forma rentable:

  • Consolidar proveedores, creando una ventanilla única para la empresa
  • Reducir el gasto general aprovechando mayores volúmenes
  • Analizar las diferencias en el cableado de categoría 5e y 6 en el Centro de Innovación de Wesco Anixter
  • Comparar las especificaciones de fibra OM3 y OM4
  • Colocar en tarimas los envíos por planta y entregar todos los materiales en un solo envío


Resultado

Gracias a los servicios de la cadena de suministro de Wesco Anixter, el contratista calculó un ahorro de USD 9,750 en mano de obra improductiva para una sola fase del proyecto. Nuestras soluciones ayudaron a minimizar el desperdicio y las devoluciones, así como a minimizar las horas dedicadas a desempacar pedidos y determinar los lugares de instalación.

Gracias a esta optimización, el integrador sabía dónde había que instalar los productos y podía hacerlo rápidamente. Este proceso metódico facilitó la programación y permitió al usuario final y al integrador cumplir los plazos.